Trucos para hornear un bizcocho esponjoso

   Empezaremos por tener una buena materia prima para hacer nuestro bizcocho, debemos 
tener los ingredientes a temperatura ambiente.
  Los huevos deben de estar bien batidospodemos batir las claras a punto de nieve y por otro lado las yemas añadiendo el azúcar poco a poco.
  Luego se tendrá que integrar los demás ingredientes con movimientos envolventes para no bajar lo que hemos montado.
   La Harina adecuada para los bizcochos es harina de trigo de repostería, siempre es el último ingrediente y debe tamizarse. Esto va a aportar a nuestro bizcocho más esponjosidad, la harina tamizada incorpora más aire a la masa, lo que ayuda a que el  bizcocho suba más en el horno.



  Cada ingrediente que añadimos a la receta debe tener su justa medida, ni mas ni menos si nos pasamos en algún ingrediente puede hacer que obtengamos el resultado no deseado.

  Elegir el molde adecuado al tipo de bizcocho que tengamos pensado hacer, si es desmontable nos sera mas cómodo a la hora de desmoldar.
  Para que la masa no se pegue al molde, lo untamos con mantequilla o aceite y lo espolvoreamos con harina, retirando el exceso.,

   El llenado de los moldes no pude sobrepasar dejaremos unos 2 dedos de su altura sin llenar, para evitar que se desborde dentro del horno.
  La temperatura mas adecuada del horno es de 180ºC, el calor de la parte superior e inferior deben ser por igual. Si usas aire debes bajar la temperatura unos 10ºC, el mejor lugar para hornear el bizcocho es el centro del horno y colocarlo sobre una bandeja, mejor que sobre la rejilla. Así le llegará el calor de igual manera por todos sus lados. 
 
   Un bizcocho que sube sólo por los lados, necesita más calor, y un bizcocho que sube mucho por el centro, necesita menos calor. Importante no abrir el horno durante los primeros 30 minutos de la cocción, el horno perdería calor.  
  El tiempo de horneado dependerá de cada receta, seguir las indicaciones que os ponga.
Si vemos que la superficie se dora demasiado cubrir con papel de aluminio.

 
   Para saber que está hecho  pinchar con una aguja en el centro y debe de salir limpia. Si queremos que el bizcocho nos quede esponjoso, sacarlo del horno en cuanto esté listo nunca dejarlo dentro. Porque el calor hará que se siga haciendo.


  Una vez horneado el bizcocho, dejamos que se enfrié antes de desmoldarlo o cortarlo, si no se nos romperá.
  El secreto para desmoldar fácilmente el bizcocho es engrasar bien el molde antes de hornear, así que hazlo a conciencia. 

 

Comentarios

  1. Cuando haga un bizcocho procuraré buscar estos consejos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! espero que te sean útiles..Saludosss

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por la visita , si tienes alguna duda te responderé encantada.

colchón inteligente Smart Pik Pikolin

Entradas populares

Twitter

Google+ Followers

Sígueme!!

Instagram